Desinfección y eliminación de malos olores con Ozono en gimnasios

Los gimnasios se caracterizan por ser lugares donde intensa actividad física es desarrollada, así como  también por acumular malos olores producto del ejercicio desarrollado, por lo cual resulta  fundamental realizar de manera adecuada las tareas de desinfección e higiene para garantizar un ambiente saludable y limpio. 

La limpieza convencional en este tipo de lugares resulta en una tarea compleja, puesto que se debe  de aplicar los desinfectantes líquidos en todo el mobiliario, aparatos y demás objetos los cuales son  sujetos de contaminación y albergan toda clase de sustancias y agentes patógenos.  

Usualmente la limpieza convencional suele realizarse por las mañanas, antes del arribo de usuarios  o socios al gimnasio, lo cual significa que a medida que avanza el día, la acumulación de sudor, malos  olores y agentes patógenos se hace presente en el gimnasio. 

Otro punto a tomar en cuenta son los ductos de aire acondicionado que son habituales en los  gimnasios y que permiten la circulación del aire a lo largo del mismo, sin embargo y debido a la  característica de circular el aire, representan al mismo tiempo una vía de contagio y transmisión de  diversos virus, bacterias y hongos que pueden desencadenar en el contagio de diversas  enfermedades e infecciones sobre todo de las vías respiratorias, así como en la propagación de los  malos olores acumulados. 

Dentro de las alternativas que se pueden encontrar en el mercado, el ozono representa una de las  soluciones más efectivas en cuanto a desinfección y eliminación de malos olores se refiere. El ozono  es un alótropo del oxígeno que a temperatura ambiente presenta un estado de agregación gaseoso,  lo cual le permite llegar a rincones y superficies donde los desinfectantes líquidos no alcanzan a  desinfectar. 

Gracias a su alto poder oxidante, el ozono es capaz de inactivar: virus, bacterias y hongos que  puedan estar acumulados sobre las superficies donde es aplicado, al mismo tiempo el ozono es  capaz de descomponer y eliminar los malos olores dentro de los lugares donde es producido, lo cual  permite la desinfección y eliminación de malos olores en superficies y ambientes; característica que  no tienen lo desinfectantes líquidos comunes. 

Una vez que el ozono ha interactuado con los contaminantes en el aire y superficies, así como con  los malos olores y debido a su gran inestabilidad y tiempo de vida medio, se descompone en oxígeno  ambiental, lo cual hace que la desinfección con ozono en ambientes y superficies no genere residuos  dañinos en los gimnasios para los seres humanos. 

En Biozon, contamos con equipos de generación de ozono que permiten la desinfección de  ambientes y superficies, así como la eliminación de malos olores en los gimnasios, te invitamos a  contactarnos.



Sé el primero en comentar