Nebulización y Asperción de desinfectantes frente a la desinfección con ozono en ambientes y superficies.

Ante la actual emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 a nivel mundial, una gran diversidad de productos desinfectantes, así como técnicas de aplicación han surgido para hacerle frente al coronavirus, concretamente en lo que concierne a la desinfección de ambientes y superficies, que según múltiples instituciones a nivel mundial como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han establecido que el modo de transmisión del SARS- CoV-2 en superficies de alto contacto requiere de un proceso de limpieza y desinfección meticuloso.

De igual manera y cuando las superficies no son sometidas a proceso de limpieza habituales, el riesgo de acumular ciertos tipos de microorganismos patógenos como: hongos, bacterias y ácaros, lo que puede comprometer la salud de las personas que interactúan en este tipo de lugares.

Un aspecto a resaltar, es que en habitaciones o lugares donde se cuenta con sistemas de aire acondicionado ya sea por unidades centrales o por dispositivos independientes (mini-split) se ha percatado que el no desinfectar, ni limpiar éste tipo de dispositivos, así como los ductos respectivos fungen como vía de transmisión de diversos agentes infecciosos.

Entre las alternativas que se han presentado en el mercado para desinfectar tanto superficies y ambientes, se pueden resaltar dos: la nebulización y la aspersión; ambas caracterizadas por dispersar ya sea en forma de pequeñas gotículas o por medio de niebla desinfectantes en solución con agua que tienen como objetivo la eliminación de: virus, bacterias y hongos en las superficies donde entren en contacto.

Es de destacar, que tanto la nebulización, como la aspersión son de las técnicas más ampliamente utilizadas actualmente para hacerle frente a la pandemia por COVID-19, sin embargo, su uso no resulta en una desinfección correcta de superficies y ambientes.

En un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se desaconseja el uso de éste tipo de técnicas de desinfección, debido a la ineficacia para llevar acabo el proceso de desinfección cuando los desinfectantes (sales cuaternarias de amonio, compuestos derivados del cloro o formaldehído, etc) son utilizados como desinfectantes primarios en zonas o lugares que se alejan del espectro de rocío o gotículas asperjadas o nebulizadas, en otras palabras el desinfectante asperjado o nebulizado sólo tendrá efecto en las superficies con las cuales tenga contacto, no así el ambiente o las superficies de difícil acceso (esquinas, techo, etc).

Al mismo tiempo, el uso de este tipo de desinfectantes trae consigo posibles efectos adversos a la salud en las personas que se encuentran cerca, lo anterior debido a las altas concentraciones que se necesitan para inactivar agentes patógenos y que en algunas ocasiones llegan a dejar un residual, el cual contiene una concentración alta de desinfectante y por ende pone en riesgo la salud de las personas.

Afortunadamente y gracias a estudios científicos desarrollados en Japón en el año de 2020, se comprobó la eficacia que tiene el uso de ozono para inactivar y eliminar al COVID-19, así como para conseguir la reducción en la probabilidad de contagios ocasionada por el coronavirus.

Debido a su alto poder oxidante y a su estado de agregación gaseoso a presiones y temperaturas ambientales, el ozono es capaz de inactivar virus, bacterias, hongos y malos olores en ambientes y superficies por igual, así como de llegar a rincones y superficies de difícil acceso, donde los desinfectantes en solución asperjados o nebulizados difícilmente llegan a cubrir.

Por si fuera poco, una vez que el ozono oxida y elimina los agentes contaminantes en ambientes y superficies y debido a su alta inestabilidadse convierte en oxígeno molecular, no dañando de esta manera las superficies o las personas en las habitaciones o lugares desinfectados.

En Biozon, contamos con más de 34 años de experiencia en el mercado de generadores de ozono en México, diseñando y fabricando equipos de generación de ozono para desinfección de ambientes y superficies en escalas: doméstica, semi-industrial e industrial, te invitamos a contactarnos.

 

BIBLIOGRAFÍA:

World Health Organization. (2020). Cleaning and disinfection of environmental surfaces in the context of COVID-19.

Organización Panamericana de la Salud. (2020). Consideraciones sobre el uso de productos químicos empleados para la aspersión y nebulización en espacios cerrados.

Universidad Médica de Nara. (2020) Confirmación de la nueva inactivación de coronavirus por ozono. Recuperado el 30 de Julio de 2020 dehttp://www.naramed-u.ac.jp/university/kenkyu-sagakukan/oshirase/r2nendo/docum

Muzhi, Z. (2020). Ozone: A powerful weapon to combat COVID-19outbreak-China.org.cn. Recuperado el 1 de Abril de 2020 en: http://www.china.org.cn/opinion/2020-02/26/content_7574 7237.htm

Sé el primero en comentar