Tratamientos de choque con Ozono

Un tratamiento de choque permite la desinfección de una manera rápida y efectiva en ambientes y  superficies que son susceptibles de contaminarse y que requieren una periódica y constante  desinfección. Los tratamientos de choque a su vez permiten una rápida recuperación de los lugares  o habitaciones, lo que da como resultado en una considerable reducción en los tiempos de limpieza  y rehabilitación de los mismos. 

Es común que, en consultorios médicos, ambulancias o incluso quirófanos se requiera de contar con  procedimientos de desinfección rápidos y seguros que permitan el uso constante de estos espacios. Cabe destacar que en dichos lugares y debido a la naturaleza de las actividades que se desempeñan  en sus interiores, se alberga una gran cantidad de agentes patógenos, como: virus, bacterias,  hongos, microorganismo, además de malos olores. 

Sin embargo, no sólo el sector salud es exclusivo de utilizar tratamientos de choque para poder  desinfectar determinados espacios, un ejemplo de esto se puede encontrar en las agencias  automotrices o centros de lavado de automóviles, donde se necesita de tratamientos de choque  para poder desinfectar e inactivar a los agentes patógenos que pueden estar en el interior de los  vehículos o en los ductos de aire acondicionado, aunado a que de igual manera un tratamiento de  choque es capaz de eliminar los malos olores que muchas veces tienden a acumularse en los  automóviles y que difícilmente con desinfectantes líquidos o desodorantes se puede conseguir su  eliminación. 

Una alternativa que se presenta como eficaz y segura para llevar a cabo tratamientos de choque es  el uso del ozono. El ozono, una molécula que a temperatura ambiente se presenta en forma gaseosa,  es capaz de llegar a superficies y rincones de difícil acceso por desinfectantes líquidos, así como de  desinfectar el ambiente donde es generado. 

El ozono, que se encuentra formado por tres átomos de oxígeno se caracteriza por poseer un alto  poder oxidante lo que le permite la inactivación de virus, bacterias, microorganismos, hongos y  malos olores en las superficies y ambientes donde sea producido. 

Usualmente los tratamientos de choque con ozono son efectuados a partir de producciones altas  de ozono, lo que permite tratamientos con duración de 5 a 10 minutos, garantizando la correcta  desinfección, así como la eliminación de malos olores de manera práctica y rápida. 

En Biozon contamos con la línea de equipos de generación de ozono “Biozon Space con cuerda  analógica”, los cuales permiten llevar a cabo tratamientos de choque con ozono, te invitamos a contactarnos.



Sé el primero en comentar